Llegan el buen tiempo y las flores y con ello, el nacimiento de nuevas criaturas. Aquí te dejamos unos consejos de qué hacer y qué no hacer si te encuentras una camada de gatitos en un jardín, parque o cualquier escondite en vía pública.
 
NO LOS RECOJAS. Es el consejo principal y más importante. Observa y analiza la situación desde lejos. Probablemente la madre haya ido a buscar comida o estará buscando un lugar más seguro donde trasladarlos. En la mayoría de los casos, regresará con sus hijos.
 
▶️ Si regresa, NO le quites los bebés, son sus hijos y tienen que estar con ella hasta que desteten. Si le quitas los bebés, estás condenando a una madre al sufrimiento y a la desesperación. No entenderá lo que está pasando y los buscará con angustia. Esto se traducirá en estrés y enfermedades derivadas de esta situación, la mamá será propensa a mastitis, tumores o infecciones.
 
▶️ Si no regresa, observa y valora la situación desde lejos. Si los recoges, mantenlos calentitos y llévales al veterinario, ahora están bajo tu protección y dependerán de ti. Necesitarán biberón cada dos/tres horas durante las 24 horas del día, estimulación para hacer sus necesidades y estar siempre calentitos y vigilados.
 
⚠️ Si los recoges son tu responsabilidad ⚠️ Sé consecuente con tus actos, las protectoras estamos hasta arriba y no podemos aceptar más casos.
 
En el caso de que corran peligro, se recoge a la familia entera, incluyendo a la madre.
 
No robes bebés a sus madres, imagínate cómo te sentirías tú en esta situación, ten empatía y #noselosquites. La naturaleza es sabia, la mamá es la que mejor sabe lo que les conviene y es con ella con quien mejor van a estar.