En este apartado vas a encontrar una serie de "Píldoras informativas" sobre enfermedades que se dan en nuestros compañeros peludos. Toda la información que aquí aparece está desarrollada por nuestros veterinarios y ATVs, y está destinada a ayudar a comprender, o percibir mejor si se dan cambios en el comportamiento de nuestros animales. Si notas que tu gato/perro se comporta de forma extraña o es más hablador de lo habitual, presta atención, es posible que te esté intentando comunicar algo. Ante cualquier duda, consulta con tu veterinario.

 

Estomatitis:

La estomatitis en gatos implica la inflamación de la encía y la mucosa periodontal. Es una patología muy dolorosa que afecta directamente a la calidad de vida de tu gato, por ello es muy importante hacer revisiones periódicas. Cuanto antes se diagnostica más fácil es de tratar.

Síntomas: pérdida de peso, dolor bucal, salivación hemorrágica, halitosis, deterioro del pelaje y cambios de comportamiento. Afecta más frecuentemente al primer premolar mandibular y primer molar. Si no es tratada, desemboca en la pérdida de la dentición.

🐾

FLUTD o FUS:

Enfermedad del tracto urinario inferior felino. Se trata de un conjunto de enfermedades que pueden causar este síndrome, como por ejemplo: cálculos, tapones uretrales, cistitis ... Puede ser obstructivo o no obstructivo.

Síntomas: el gato pasa largos ratos intentando orinar en el arenero y cuando lo consigue orina en pequeño volumen. Si reconoces este comportamiento, observa a tu gato cuando vaya al arenero.

Factores predisponentes: 2-6 años, castración, obesidad, dieta (pienso seco y no ad libitum), baja actividad física.

Recuerda que no pueden estar más de 24h sin orinar, si esto pasa, es motivo de urgencia. Si se tarda en tratar, puede llegar a dar fallo renal. En caso de duda, consulta siempre a tu veterinario.

🐾

Gen MDR1:

La mutación del gen "MDR1", hace que el organismo no produzca la proteína Glicoproteina P, encargada de transporar distintos medicamentos a través de la sangre hacia los órganos corporales. Esta mutación provoca intolerancias en los perros afectados ante determinados medicamentos de uso común, lo cual puede tener efectos muy graves e incluso provocar la muerte. Por este motivo es muy importante no automedicar a los animales.

Hay razas predispuestas a esta mutación, en especial: border collie y/o cruces de esta raza. Pero también se han dado casos en otras razas como: pastor australiano, pastor alemán, pastor inglés, pastor de Shetland, Whippet de pelo largo, pastores belga, husky siberiano y alaska malamute.

Los medicamentos que resultan más peligrosos y que debemos evitar son:

- Butorfanol (analgésico y anestésico).

- Emodepside (Profender, fármaco antihelmíntico).

- Eritromicina. Puede causar signos neurológicos en perros con la mutación MDR1.

- Ivermectina (agente antiparasitario).

- Loperamida (Imodium TM; antidiarreico).

- Selamectina, milbemicina y moxidectina (agentes antaparasitarios).

- Vincristina, vinblastina, doxorrubicina (agentes de la quimioterapia).

Hay otros fármacos que están siendo estudiados actualmente y se recomienda máxima precaución al administrarlos:

- Domperidona

- Etopósido

- Mitoxantrona

- Ondansetrón

- Paclitaxel y Larifampicina.

Por todas estas razones es muy importante no automedicar a nuestros amigos de 4 patas, acudir siempre a un veterinario para su valoración.

🐾

IBD:

La enfermedad inflamatoria intestinal agrupa una serie de enfermedades que afectan al intestino delgado y grueso. Para detectarla es necesario realizar una endoscopia y una biopsia.

Síntomas: vómitos, diarrea, PU/PD, flatulencias, borborigmos, dolor, hematoquecia, heces mucosas, polifagia y pérdida de peso.

Los animales con IBD pueden mejorar mucho su calidad de vida con el tratamiento adecuado y siguiendo una dieta. Dicha dieta debe ser baja en grasa y rica en fibra, carbohidratos y proteína de fácil digestión. Los ácidos grasos Omega 3 y 6 son altamente recomendados por su efecto antiinflamatorio. Ante cualquier duda, consulta con tu veterinario.

🐾

Otodectes:

Otodectes es un ácaro que vive en el pabellón auditivo y conducto auditivo externo de perros y gatos. Produce picor, cerumen oscuro y muchas veces otitis e infecciones. Por ello es muy importante limpiar bien las orejas de nuestros peludos y estar atentos a síntomas como: sacudidas de cabeza, picor o secreciones. Por suerte es una condición fácil de tratar.

🐾