Si tu peludo llega a perderse aunque hayáis tomado las precauciones que os sugerimos en el apartado de protección en ventanas, aquí os dejamos algunos consejos para su búsqueda.

  1. Buscar de noche: salid a buscar a vuestro felino por la noche o por la mañana temprano, es cuando ellos son más activos, cuando la calle está más tranquila y ellos pueden relajarse un poco. Buscad cerca de vuestra casa o donde se haya perdido.
  2. Llamadle por su nombre de forma tranquila, llevad con vosotros latas de comida húmeda que tengan mucho olor para llamar su atención.
  3. Los primeros días de búsqueda estad atentos a cualquier agujero, seto, arbusto... cualquier sitio que pueda servirles de escondite. Al principio estará en estado de shock por lo que tienen a esconderse cerca de donde se hayan perdido. En este estado ni os reconocerán ni contestarán a vuestra llamada por lo que debéis estar muy atentos.
  4. Llevad siempre linterna cuando busquéis puesto que de esta forma será más fácil encontrarle gracias al brillo de los ojos.
  5. Dejad una ventana abierta por si consigue volver, también podéis ir marcándole el camino a casa dejando prendas con su olor (mantas, juguetes, arena de su arenero...) o con el vuestro (ropa). Tipo migitas de pan que pueda seguir...
  6. Haced carteles con su foto y una descripción lo más exacta posible junto a vuestro contacto por si alguien lo ve os pueda avisar.
  7. Buscad por los edificios colindantes y hablad con vuestros vecinos.
  8. Solicitar poner los carteles dentro de los edificios de los alrededores, al igual que en toda la zona cercana a donde se haya perdido.
  9. Poner puntos de comida cerca y vigilad por si se acerca.
  10. Si tiene chip avisad al RIAC y poned una denuncia.
  11. Ir a los centros de protección animal, hacedlo todas las veces que lo necesitéis para comprobar que no está allí. Dejadles un cartel.
  12. Ir a los veterinarios de la zona y dejar carteles también en el veterinario.
  13. Si hay colonias cerca, deja carteles para que los alimentadores estén atentos, ellos suelen conocer a los gatos de las colonias que alimentan y cualquiera que no sea uno de sus habituales les llamará la atención.
  14. Avisad a las asociaciones protectoras de animales.
  15. Nunca descartéis que haya podido viajar, por ejemplo metiéndose en el motor de un coche. Por lo que difundid también por Facebook y avisad a protectoras y centros de protección animal de otros municipios.
  16. Pueden tardar tiempo en aparecer, por ello os aconsejamos que no desistáis y que seáis constantes. Un gato no saldrá de su escondite hasta que haya reconocido el terreno y se sienta seguro.

¡Suerte en la búsqueda!